Parador

Parador

El Parador es un establecimiento de hostelería muy antiguo. Nace de la necesidad inherente de los viajeros por un sitio donde pasar la noche, descansar y alimentarse; tanto ellos como sus animales de carga.

Fueron los primeros edificios destinados al hospedaje de viajeros en los caminos; como pequeñas islas paradisíacas en medio de un inmenso mar, los paradores proporcionaban refugio a los mercantes y viajeros agotados, a los que aun les faltaba mucho para llegar a sus destinos.

Con el tiempo, estos establecimientos fueron evolucionando, hasta convertirse en lugares de encuentro, donde se servían bebidas y comida, dejando un poco de lado el hospedaje.

A comienzos del siglo xx, en España, pasó a denominarse así a una cadena de hoteles de lujo, como atracción turística asociada casi siempre a edificios históricos de la ciudad, lugar o región en la que se crearon, y dependiente de organismos oficiales.

Parador TURÍSTICO

En España, el modelo que genero el parador turístico nació en 1910, debido a un encargo que hiciera José Canalejas (recién nombrado jefe de gobierno) a el Marqués de la Vega Inclán (elegido diputado de las cortes por el partido liberal) para la inauguración en 1926 de un Hotel-refugio en la Sierra de Gredos.

Para Portugal, se crearon las redes de hoteles de lujo, en la década de 1940 y privatizados en 2003.

CONCLUSIÓN

Bajo términos coloquiales, el parador turístico es un establecimiento hotelero ubicado sobre rutas lejos de las ciudades, donde los viajeros pueden encontrar alojamiento y usualmente comida y bebida. Sirven como lugares de encuentro de viajeros y lugareños.

Antes de la invension de los automóviles, el parador servia también para dar descanso y alimento a los animales que llevaban a los viajeros.

Los paradores nacionales en España son lugares de encuentro para viajeros; se agradece un lugar de descanso para viajes largos y siempre es una bonita experiencia visitarlos.

 

Deja un comentario